Japonesas chupando…

…pomos de puertas.

La pregunta es… ¿POR QUÉ? ¿Se trata de algún tipo de fetichismo? ¿Les pone perracas el sabor del metal? ¿Desean desesperadamente pillar una gastroenteritis? 

Simplemente creemos que en Japón las cosas tienen cada vez menos sentido y a nosotros nos hace mucha gracia.

Bueno, sólo nos queda recomendarte que eches a volar tu imaginación y substituyas los pomos por otra cosa, como una zanahoria o helados de fresa (claro, en eso estabas pensando, ¿verdad?).