Inicio » Curiosidades de los casinos
13.03.2016

Curiosidades de los casinos

Todos tenemos la imagen estereotipada de los casinos gracias a películas o leyendas vinculadas a grandes celebrities. Todo surgido en el último siglo en parte por la fama de Las Vegas -su primer casino oficializado por el Estado de Nevada se abrió en 1931- a pesar de la existencia de casinos más vinculado al lujo y a club selectos de la sociedad. El juego se generalizó con sus puntos positivos y sus grandes sombras. Muchos nos quedamos con la imagen estilo ‘Living Las Vegas’, pero…¿qué sabemos realmente sobre ellos?

Evitar distracciones

Una de las reglas de oro es evitar cualquier distracción. ¿Alguien ha visto algún reloj cerca de una sala de juego? ¿Y las ventanas? Muchas salas de juegos están en salas centrales, con gran bullicio. Las claves son no distraerse mientras se juega y tener plena concentración. En relación con las salas de juego, los espacios suelen tener mucho movimiento y con cierto ruido estimulante (música) para el jugador. Una sensación de que todo puede salir bien. Asimismo, la iluminación suele ser suave. Todos tenemos la imagen de salas horteras, sin embargo, la suavidad en la iluminación suele agradable para el jugador. No hay nada azar en estos aspectos; se cuidan todos los detalles.

El casino más grande

Posiblemente, tú piensas que el casino más grande está Las Vegas. ¿Caesar Palace? ¿Bellagio? ¿WYNN? No. El casino más grande está al otro lado del océano Pacífico, en la antigua colonia portuguesa de Macao, donde se halla el Venetian Macao Casino: 51 mil metros cuadrados exclusivamente para casino, con 3400 máquinas tragaperras, más de 800 mesas para juegos. No dispone solo de espacio para el juego, el complejo tiene 3000 suites, 110 mil metros cuadrados para convenciones, otros 150 mil para ventas al por menor, un arena para espectáculos y eventos deportivos con capacidad para 15mil personas y otros espacios para el ocio. Así, hasta sumar un total de 980 mil metros cuadrados. Una monstruosidad situada en el séptimo puesto del ranking de edificios más grandes del mundo. Todo un homenaje a la ostentación.

En la cima y en el infierno

Legendarios jugadores gestaron sus hazañas en algunas de las salas más importantes del mundo. Grandes cantidades de dinero que molestó incluso a los dueños de los casinos. En España conocemos el caso de la familia Pelayo, posiblemente, el mejor ejemplo de ganancias sin sufrir pérdidas en diferentes períodos. Gonzalo García-Pelayo, productor musical, locutor de radio y director cinematográfico no tenía problemas económicos antes de empezar en el juego. Pero su afición a los casinos le llevó a crear un programa de análisis para encontrar las debilidades en mesas de ruleta que condicionan la tendencia a que algunos números salgan por encima de sus probabilidades respecto a otras cifras. Tras un periplo por casinos españoles e internacionales, él y su familia consiguieron recaudar 250 millones de pesetas (1,5 millones de euros) en la década de los 90.

Los García-Pelayo forman parte de un club selecto junto a otras leyendas como Archie Karas, un jugador de póquer y dados. Desde 1992 hasta 1995, el estadounidense llegó a ganar 40 millones de dólares. Todo un récord. Pero la suerte no es eterna y Archie perdió prácticamente todo lo conseguido en 1995. Historia similar tuvo Kerry Packer, un conocido hombre de negocios procedente de Australia que ganó en 30 millones de dólares en el casino MGM Grand, en Las Vegas; pero también bajó a los infiernos al perder en una noche londinense 20 millones.

Quien no tuvo suerte -o buscó el mal fario, mejor dicho- fue el siriano Fouad al-Zayat, un hombre multimillonario que perdió hasta 23 millones de libras a lo largo de 12 años. Buscó su mala fortuna al apostar de forma errónea y con continuidad al blackjack. En el año 2000 dilapidó 500 mil libras esterlinas en una sola noche. El gasto de dinero llegó hasta tal punto que el casino Aspinelli (Londres) le cerró el grifo de crédito y le reclamó una deuda de 2 millones de libras ante los juzgados que finalmente dieron la razón al empresario en 2008 y evitó pagar esa cantidad.

curiosidades de los casinos

¿Jugar desde casa?

La generalización de Internet conllevó también un cambio de rutina en el juego online. Las casas de apuestas se dieron cuenta que este sector podría abarcar un público más amplio, con apuestas y bonos adaptados al target. El diseño e interfaz de muchos juegos y la inversión de empresas proveedoras de software señalan que este mercado es muy importante. El póquer, al blackjack en directo o la participación en plataformas de tragaperras online están asentados en el mercado internacional y en el español gracias. Si bien es cierto que el crecimiento se considera sostenido en cuanto a ingresos bruto de juego (GGR), 65,57 millones de euros y un aumento del 10,32% respecto a finales de 2014 -según datos del último cuatrimestre del 2015 de la DGOJ-, el llamado efecto novedad se ha desvanecido. La novedad que ha representado el juego online ha sido enorme y ahora el sector está en fase de consolidación y por supuesto, con visos de expandirse: expertos calculan que pueden superar los 10 mil millones de euros en apuestas para 2016. ¿Se cumplirán los pronósticos? Hagan sus apuestas.

Palabras relacionadas:

No hay comentarios

Deja tu comentario